30 de mayo de 2011

Invitados inesperados...

El otro día, miércoles o jueves, los perretes venga a ladrar y a ladrar... a una esquina, en donde tienen su 'estantería-caseta'. Total que me acerqué a mirar pero no vi nada.


Y el sábado, la misma operación, sólo que en esta ocasión Isis alcanzó a ver una pequeña culebra de escalera que reptaba pegada a la base de un pilar. Los perrillos la acosaban, pero ninguno se atrevía a ponerse a su alcance.

Como pudo, Isis consiguió meter a los chicos dentro de casa (a todos menos a Rillu, que siempre consigue estar en otro lugar que todos los demás) y con un guante de trabajo, un palo y un cubo la pudo apresar.

Cuando llegamos Acher y yo, nos encontramos con el pequeño invitado y acompañamos a Isis a soltar a la culebrilla al barranco y los campos que hay detrás del cementerio. Ya empezaba a oscurecer cuando liberamos a esta inesperada amiga a la que Acher decidió que llamaramos Indiana.

 










Adiós Indiana ¡Buena suerte!

Suponemos que Indiana fue arrastrada por el agua un día de tormenta de esta semana pasada a través del desagüe que impide que se inunde la parte de arriba de la cueva cayendo así al patio, donde los canes la habrán estado acosando estos dos o tres días. ¡Pobrecilla! Al menos ya puede disfrutar nuevamente de su libertad.


Seguir leyendo... »