27 de julio de 2010

Bricomushing!


Hace tiempo, buceando por internet, vimos en la página de la musher checa Jana Henychová un artilugio medio caseta para perros, medio estantería que nos gustó. Después de mucho pensar decidimos hacer algo parecido para nuestros canes. Cogimos una estantería de hierro a la que le cortamos las patas por la mitad para adecuarla a su tamaño. Pusimos un tablero de aglomerado en cada una de las baldas y... voilà! Luego cubrimos los cantos de las patas con unas tapas de plástico para evitar cortes y pusimos al lado un tablero encima de unos neumáticos para que puedan subir y bajar sin hacerse daño, sobre todo las pequeñas.


No menos importante fue el lugar donde colocamos el invento. Está en el lugar más recogido del patio, fresquito en verano, calentito en invierno, nada de aire ni lluvia, y lo mejor de todo es que está detrás de un ventanal desde donde pueden cotillear el patio sin ningún problema, si se suben a la parte de arriba.

Y vaya si les gustó. Los malamutes prefieren la parte de abajo, y las chicas se suben todas arriba... Isis incluida!




La lástima es que no hice fotos de Isis con la radial y la caladora. Una pena.



0 comentarios:

Publicar un comentario