22 de mayo de 2014

Cualquiera puede cocinar.

Me encanta esta frase de la película Ratatouille. Con ella, el cocinero Gusteau no quiere decir que todo el mundo puede cocinar bien, sino que un buen cocinero puede provenir del sitio menos pensado.


Y diréis ¿qué tiene que ver esto con el mushing? Me explicaré:

Esta mañana hemos estado entrenando, de madrugada con la fresquita, y le ha tocado a Uhu ir de líder junto con Tardis. Ha sido un entrenamiento fabuloso, con buen ritmo y sin despistes. Uhu ha estado atento a mis órdenes y no ha dudado a la hora de tomar los cruces. Además, no ha dejado de tirar ni un momento. En mis divagaciones mentales, cuando desconecto, he pensado que ahora que ya tiene casi un año y medio, está perfectamente capacitado para ir en las posiciones de delante.

Después me ha venido a la mente cómo llegó Uhu, junto con su hermano Glück, a nuestra madriguera: Los adoptamos a través de una página web de anuncios clasificados, milanuncios concretamente. No son perros de tiro provenientes de líneas famosas y reconocidas. Ni siquiera sus padres eran perros de tiro, de ello estamos completamente seguros. Sin embargo estos dos jóvenes están demostrando en cada entrenamiento que tienen excelentes capacidades para el trabajo. También son muy observadores, y al mismo tiempo que tiran observan su entorno y perciben la situación en la que se encuentran.

Uhu, además, es muy confiado y tiene mucha seguridad en sí mismo, lo que le hace muy apto para el puesto de líder. En definitiva, un buen perro de tiro.

De ahí que haya recordado las palabras del Chef Gusteau, haciéndolas mías pensando... "Cualquier perro puede ser un buen perro de tiro".


Nota del traductor: Uhu se pronuncia "UAJU", no "U-U".

Seguir leyendo... »

13 de mayo de 2014

Lo mejor del verano... los churros ¿?

Lo mejor del verano... es utilizar el material veraniego para hacer BRICOMUSHING :D
No se nos ocurre mucho más... bueno las excursiones veraniegas tampoco están mal y bañarnos con los chicos es una maravilla, es verdad.

Hace ya tiempo que queríamos un invento seguro, sencillo y cómodo, para proteger las piqueta que usamos en el stake out para sujetar la cadena de los chicos. Después de muchas carreras, hemos visto unos cuantos chismes ... ruedas, garrafas, la bolsa de cacas, un bebedero... que los equipos usaban para este fin. Pero todo era muy voluminoso y ocupaba mucho espacio en la furgo,  además se movía, se caía, se volaba y se perdía. No nos gustaba.

Y las piquetas a veces realmente son un peligro:

* Es difícil verlas por la noche si no están decoradas.
* Los perros asustadizos se pueden enrollar en ellas si los colocamos en los extremos
* Nos tropezamos, sobre todo los minimushers. (los hijos, no los musher bajitos)
* Los perros se hacen heridas en el interior del muslo con los bordes afilados.
* Conducir entre piquetas es complicado.
* Con el tiempo y los mazazos se vuelven más peligrosas, hay que proteger los bordes.
* Son un dolor, en sí.

Y hace poco, recogiendo el cuarto de la caldera, lugar para la acumulación y la inspiración bricomushiana ¡se nos ocurrió! ¡¡LOS CHURROS!!


Con los churros, esos artilugios de gomaespuma que permiten que flotemos en el agua de una manera segura ¿? podemos hacer dos cosas:

1 Espadas láser muy molonas:


2 ¡¡Protectores para piquetas!!


Bueno 3 También podemos usarlos para flotar en el agua. Claaaro.

Es un material muy manejable, que se puede cortar con facilidad. Con un rotulador dibujamos la forma que queremos darle, y con un simple cuchillo de cocina cortamos a nuestro antojo. Y es resistente al tiempo y al uso.Que nos sale mal el corte tenemos más churro para repetir la jugada.

Nosotros le hemos añadido parte de cinta reflectante de un chaleco que teníamos agujereado para tirar.
Y para sujetarlo bien a la piqueta hemos utilizado goma elástica, la más ancha. que hemos cosido una vez puesta en la misma piqueta para que no se nos pierda. Pero el protector en sí se quita para guardar las piquetas en la furgo ocupando el menor espacio posible.


¡Nuestros perros no se lo comen! parece que les gusta. Y lo mejor es que podemos ir cambiando de color. Los equipos de perros no es que vayamos muy bien vestidos y limpitos (limpitos=sin pelos) en la vida diaria ... pero cuánto nos gusta combinar en las carreras :D y llevar las mejores marcas.



El tema stake out... da para un rato, podemos hablar de cómo no se debe utilizar una farola como piqueta, o un árbol, o la furgoneta... de las mismas piquetas, o de los accidentes ocasionados con ellas... de cómo colocar a los perros, del tipo de cadena, de la separación entre perros, la largura de la cadena... uf. Hasta de las diferentes formas de escribir stake out! :D

Seguir leyendo... »

5 de mayo de 2014

Continue playing...

...seguimos entrenando.

Hemos aprovechado que este fin de semana soplaba un cierzo estilo aragonés, que ha dejado unas mínimas de unos 8ºC, para hacer unos kilometrillos más.

Eso sí, el madrugón no nos lo quita nadie: suena el despertador a las 6 de la mañana y antes de que me dé tiempo a apagarlo oigo a Acher desde su cuarto "Papáaaa, ¿vamos a entrenar?".

A Acher no le hace ningún duelo madrugar.

Hidratamos a los perretes y luego nos tomamos un colacao con 'bollitos'. Nos preparamos y a las 7h15 salimos zumbando con la fresca. Hace falta apretar bien los frenos y agarrarse bien en los primeros tramos, y hasta que pasamos la 'zona de conejos' al lado de la vía del AVE, donde aquellos campan a sus anchas y te observan pasar -haciendo apuestas, me atrevería a decir- desde el otro lado de la valla. 

Hemos hecho un par de paradas para descansar un poco, pero sobre todo para asegurarnos de que ningún perro tiene ningún problema. Sobre todo miramos que los plantares estén bien, ya que el entrenamiento irregular que estamos haciendo al final de la temporada podría causar algún estrago. En medio minuto ellos ya están queriendo correr de nuevo, tirando como locos y dando saltos.

Una parada para coger aliento y ver qué tal van los perretes.
Seguiremos entrenando mientras las temperaturas mínimas nos lo permitan, sin ninguna meta en mente, sólo con la intención de que los perros hagan ejercicio y se queden relajados. Da gusto verlos echar la siesta después, tumbados al 'solecico'.

Aunque creo que a mí me sienta por lo menos igual de bien que a ellos salir a entrenar... si no más. Cuando llega el momento de la desconexión...mi cabeza se pone a divagar y desaparecen las preocupaciones.

Es un auténtico placer tener a estos perros. 

A ver si dura el tiempo fresquito de buena mañana y podemos continuar. Lo siento por los amantes del calor!!! (o tal vez no...)


Seguir leyendo... »