8 de abril de 2014

Minimum Maximum

Aunque las temperaturas no son lo que nos gustaría, hacemos esfuerzos para seguir entrenando.

Hoy descansaremos, mañana parece que bajan algo las mínimas.

Creemos que es importante que nuestro equipo siga activo el máximo tiempo posible y retrasar el verano todo lo que podamos. De este modo estaremos menos aburridos y más relajados.

A estas alturas de la temporada aprovechamos para empezar a poner a los "pequeños" -Glück y Uhu- delante, así van aprendiendo, se acostumbran a correr en cualquier posición y van consolidando las órdenes.

Esto nos obliga a madrugar sin compasión para entrenar al amanecer. También intentamos aprovechar los momentos fresquitos, aunque sean lluviosos y barrosos.

Como muestra, las imágenes de uno de los últimos entrenamientos (aquí aún no estábamos muy embarrados, pero más tarde fue imposible sacar la cámara de fotos):






Nos gustaría poder estirar la temporada hasta mayo e incluso junio. Si las temperaturas fuesen como el año pasado creemos que será posible. Después, durante el verano, tocará ir a bañarnos al embalse, hacer excursiones, y para los de dos patas, mucho bricomushing.


0 comentarios:

Publicar un comentario