16 de mayo de 2013

Nuevas promesas

Ya hace unos cuantos días que estos dos pequeños están por la cueva. Son Glücklich -Gluck para los amigos- y Uhu, dos cachorrines que adoptamos en febrero con un mes y medio y que desde entonces nos han revolucionado.
Así eran en febrero
Con ellos dos completamos nuestro equipo-familia, y aunque adoptarlos fue un poco tirarnos a la piscina sin ni siquiera mirar si había agua, porque no sabíamos nada acerca de sus padres, a medida que van creciendo vemos que tienen aptitudes necesarias para el tiro.

Así estaban en abril
 Lo que más nos gusta de estos dos pequeños es su carácter, muy confiados y muy seguros de sí mismos. Van aprendiendo de los demás las pautas y jerarquías ya establecidas y van mostrando afinidades por los mayores. Lo único malo es que a veces se pasan de pesados y algún que otro aviso ya han recibido.




El principio de la temporada que viene será el momento de comenzar a trabajar con estos dos. Esperamos que se adapten al trabajo en el tiro y poder disfrutar todos juntos.

0 comentarios:

Publicar un comentario