16 de enero de 2013

Todos los perros van al cielo...



Vivir con tus perros ayuda a conocerlos mejor, a saber enseguida si les pasa algo, si están tristes, o si tienen algún problema. Vivir con ellos les convierte en tu familia, en tus súbditos y en tus soberanos. Te dan la alegría de ver como se relacionan, como corren y como juegan. Se estrechan los lazos y se intensifican las lealtades y la confianza. Te da la ocasión de conocer cómo es su personalidad… Isis tiene razón, todos los perros deberían tener voz.

Vivir con tus perros convierte el deporte del mushing en una aventura vital que llena todos los rincones de la existencia. El cariño, la alegría, todas las sensaciones en pequeños cuerpos de cuatro patas.

Y cuando alguno de ellos se va deja un vacío tan enorme que te hace reconsiderar todas las cosas que antes tenías claras… duele, ahoga, te desgarra desde lo más profundo del alma… tienes ganas de gritar hasta dejar vacíos los pulmones.

Rillu murió el lunes, el 14 de enero. Le faltaban 6 días para cumplir 3 años. Sé que ha sido la perrita más feliz del mundo, pero eso no hace sino aumentar mi tristeza. Siempre me pareció que Rillu vivía muy rápido.

Adiós Rillu.






Seguir leyendo... »