22 de julio de 2010

Cálido, muy cálido verano... que no sea largo!!!




Parece que hoy aún se puede respirar en el valle del Ebro... pero estos días atrás ha sido mortal.


Para intentar pasar estos días, nos metemos en lo más profundo de la cueva, o nos vamos a hacer alguna excursión a algún sitio fresquito donde darnos un chapuzón.


Y como en las piscinas del pueblo no nos dejan entrar a todos, hemos buscado un sitio donde poder estar tranquilos -sin molestar y sin que nos molesten- en un embalse cerquita de casa, donde nos hemos dado un buen chapuzón y hasta hemos hecho carreras dentro del agua.


Así, los 'troles' se desfogan y nosotros nos quitamos el sofoco. Además, es gratificante verlos correr, saltar y chapotear, y las más pequeñas se van acostumbrando a salir de paseo y estar pendientes de nosotros.


¡¡¡REPETIREMOS!!!



0 comentarios:

Publicar un comentario